El candidato presidencial de Consenso Federal, Roberto Lavagna, dijo que va a ser «presidente o nada» y descartó así volver a ser ministro en el gobierno que asuma el próximo 10 de diciembre.

Consultado si será «Presidente o nada» (en referencia a si aceptaría un cargo en un hipotético gobierno de Alberto Fernández)», respondió: «Nada». Y añadió: «Esto no significa que Consenso Federal no esté dispuesto a sentarse a una mesa de diálogo».

En declaraciones a radio La Red, Lavagna señaló además que se sintió «incómodo» en el debate realizado el domingo pasado con vistas a las elecciones del 27 de este mes, al no poder «contribuir» en contra de la polarización.

«Es cierto que me he sentido así (incómodo) porque era poco lo que se podía contribuir en términos de disminuir la fuerte polarización que predomina en la política argentina hace ya varios años», explicó.

Para Lavagna, «es preferible que sea más flexible el debate y que haya tiempos distintos», aunque analizó que habiendo «seis candidatos se hace difícil manejarlo» y «es mejor que haya algo, a que no haya nada».

El ex ministro de Economía manifestó que «hubo datos que no fueron correctos» pero que «hubo impresiones de los dos lados», en referencia tanto al candidato de Juntos por el Cambio, el presidente Mauricio Macri; y al postulante del Frente de Todos, Alberto Fernández.

También se quejó de que a la hora de hablar de derechos humanos no se hable «del hambre, que es el principal problema hoy».

«Que cuando nos invitan a hablar de los derechos humanos hablemos de los juicios a los militares, de las minorías de Ecuador o Venezuela, creo que, tanto por derecha como por izquierda, pareciera haber una confusión muy grande», opinó.

El segundo debate presidencial se realizará el próximo domingo, a las 21, en la Facultad de Derecho de la UBA, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

En esa oportunidad, Macri (Juntos por el Cambio), Fernández (Frente de Todos), Roberto Lavagna (Consenso Federal), José Luis Espert (Frente Despertar), José Gómez Centurión (Frente NOS) y Nicolás del Caño (Fit-Izquierda Unida) tendrán la oportunidad de hablar sobre Seguridad, Empleo, Producción e Infraestructura, Federalismo, Calidad Institucional y Rol del Estado, Desarrollo Social, Ambiente y Vivienda.

Alberto Fernández expresó sus impresiones sobre el debate esta mañana a través de su cuenta oficial en la red social Twitter, donde también, previamente, felicitó al intendente de la ciudad de Resistencia y candidato a gobernador de Chaco, Jorge Capitanich, por su triunfo en las elecciones provinciales celebradas ayer en ese distrito.

«En democracia, el intercambio de ideas es un valor que debemos cultivar. Gracias a toda la gente que siguió el debate en sus casas. Los argentinos nos caímos y nos levantamos muchas veces. Vamos a levantarnos una vez más. Cuenten conmigo», tuiteó esta mañana Fernández.

De esta forma, combinó su agradecimiento con el último tramo de su exposición en el marco del primer debate presidencial obligatorio por ley que se desarrolló anoche en el Paraninfo de la Universidad Nacional del Litoral, en la capital santafesina.

Macri, quien busca la reelección, y Fernández mostraron más solidez que el resto en la pulseada y aprovecharon especialmente su experiencia mediática, al punto de utilizar sin excederse el tiempo preestablecido para el debate por la Cámara Nacional Electoral.

En cambio, alguno de los otros candidatos, como el ex funcionario macrista Juan José Gómez Centurión, se pasó de los segundos dispuestos y debió ser advertido por los moderadores que actuaron en los diversos tramos, entre ellos periodistas, locutores y conductores televisivos.

Este primer debate se realizó en la Universidad del Litoral, en Santa Fe, y el siguiente se hará en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires, el próximo domingo. Los ejes de hoy fueron Relaciones Internacionales; Economía y Finanzas; Derechos Humanos, Diversidad y Género, y Educación y Salud, mientras que los próximos serán Seguridad; Empleo, Producción e Infraestructura; Federalismo, Calidad Institucional y Rol del Estado, y Desarrollo Social, Ambiente y Vivienda.

En el Paraninfo de la universidad estuvieron presentes asesores y allegados a cada candidato, cuyos nombres debieron ser estrictamente proporcionados días atrás.

El debate tuvo una intervención inicial, a modo de presentación, de cada candidato, donde Macri destacó, como lo viene haciendo en la campaña, que si es reelegido se abordarán con más profundidad las soluciones para los actuales problemas económicos y sociales.

Por su parte, Fernández acusó a Macri de «mentir» incluso desde el debate de 2015, cuando polemizò con el entonces candidato peronista Daniel Scioli.

En otros tramos de su exposición, Macri dijo sobre su contrincante del FdT que «volvió el dedito acusador, el atril y la canchereada», y tuvo uno de sus momentos más ácidos para con la oposición peronista cuando, refiriéndose al candidato a gobernador Axel Kicillof, dijo que el ex ministro de Economía iba a establecer una «narco-capacitación en todas las escuelas» de la provincia de Buenos Aires.

El presidente defendió su gestión en todas las áreas y volvió a reflotar los problemas que le dejó la gestiòn de Cristina Fernández de Kirchner, hoy candidata a vicepresidenta. Por ejemplo, sostuvo que «dos de cada tres pesos que tomamos de deuda fue para pagar deuda del gobierno anterior». Añadió que el peso restante fue «para pagar el déficit fiscal».

Por su parte, Fernández le pidió a Macri que «deje de mentir» y se calificó como un «no dogmàtico» que impulsará medidas «ortodoxas y heterodoxas» si llega al poder. También se pronunció a favor de la legalización del aborto, reivindicó el Mercosur, la soberanía argentina sobre las Islas Malvinas y la educación y la salud públicas y destacó sus propuestas de pacto social y contra el hambre.

El ex jefe de Gabinete dijo además que en las relaciones internacionales no alcanza solo con la «foto» con los líderes, y en ese sentido reprochó que a pesar de esa reanudación de vínculos «no llegaron las inversiones».
Roberto Lavagna, el candidato de Consenso Federal, que sacó la tercera cantidad de votos en las PASO del 11 de agosto, destacó que «un derecho humano violado es el tema del hambre».

El postulante hizo hincapié en su punto fuerte, la economía, y resaltó la «caída del Producto Bruto» en la gestiòn de Macri, lo que se tradujo, sostuvo, en «mayor pobreza» y que se podría crecer 4% anual «en forma sostenida».

Nicolás Del Caño, del Frente de Izquierda y los Trabajadores-Unidad, quien insistió con su discurso radicalizado, su repudio al FMI y la influencia en las políticas de los países y sorprendió cuando utilizó un tramo de su espacio para pedir un «minuto de silencio» por las víctimas de las revueltas en Ecuador.

José Luis Espert, del Frente Despertar, atacó el gasto público, volvió a reivindicar sus políticas liberales, habló del «curro» de los derechos humanos y también llamó la atención cuando dijo que, de llegar a la Presidencia, impulsará que se le quite a los sindicatos el manejo de las obras sociales.

En tanto, el ex jefe de la Aduana del macrismo y militar retirado Juan José Gómez Centurión (Frente Nos), veterano de Malvinas, reiteró su postura en contra del aborto -en favor de «las dos vidas»- como eje central de su exposición. También destacó la educación y la salud públicas, con advertencias sobre la enseñanza de la educación sexual, y dijo que propondrá subsidios para victimas de la guerrilla de los 70.

La pelea contra la inflación se ha convertido en lema de campaña. Es que los últimos gobiernos han sido protagonistas de incansables luchas para intentar disminuirla, convirtiéndose en un flagelo que no entiende de colores políticos y se encuentra siempre vigente y merodeando. Y consumado casi el total de este mandato de Mauricio Macri, con posibilidades de ser reelecto en las venideras elecciones, pese al negativo resultado en las PASO, la situación no podría ser más adversa.

El presidente, y candidato de Juntos por el Cambio, había prometido en 2015 que llevaría la inflación “a cero”, que “no iba a ser un tema” e, incluso, que “es lo más fácil” de solucionar.

Este domingo, distintas consultoras difundieron estadísticas, basándose en datos del INDEC de los primeros tres años e incluyendo una proyección de lo que queda del mandato de Mauricio Macri, en la que revelaron un dato más que inquietante: todas coincidieron en que estará por encima del 250% mientras que, algunas, incluso lo dan por encima del 300% en estos últimos cuatro años. Así lo publicó el medio Ámbito.

Por su parte, en los primeros días de este mes, el Instituto Estadístico de los Trabajadores (IET), organismo dependiente de la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET), presentó el informe mensual de inflación correspondiente para septiembre y sostuvo que el mismo rondó el 5,5%, la cifra más alta del año.

Con respecto específicamente al 2019, y de acuerdo al último informe del Banco Central, las consultoras esperan para 2019 una inflación de al menos el 55%.

Si nos basamos en estas estadísticas presentadas, y las dividimos por la cantidad de meses de gestión para conseguir el promedio mensual, la inflación superaría con amplitud el de la última gestión de Cristina Kirchner ya que, del 28% promedio anual en el período 2011-2015, pasaría a un 40% de promedio anual entre noviembre de 2015 y diciembre de 2019.

Estamos a pocos días de las elecciones y todavía no se sabe que deparará el futuro político de la Argentina pero, sin dudas, una de las prioridades de quien se imponga en los comicios deberá ser el brindar una estabilidad económica y luchar contra un flagelo que no es fácil de resolver.

El candidato a presidente del Frente de Todos, Alberto Fernández visitó a hoy la Universidad Nacional del Litoral y aseguró que no «se preparó nada». Además, aseguró: «Tengo 40 años de política si no sé debatir estoy en un problema».

En este sentido, Fernandez consideró que la situación en Ecuador «es un tema muy preocupante, sin dudas”. Asimismo, generó críticas «eso es lo que pasa cuando el Fondo Monetario Internacional se mete en los Estados”.ADVERTISING

En este sentido, Fernández aclaró que, para él, “la marea humana que viene no tiene que ver con un plan desestabilizador”, de los Gobierno democráticos, sino que “es gente que está muy enojada”.

La tasa de desocupación subió del 9,1 al 10,1%, en doce meses, según los datos del Indec del primer trimestre de este año. Esto significa proyectando al total de la población urbana hay 1.920.000 desocupados urbanos, 220.000 más que un año atrás. Si se incluye la población rural, el desempleo golpea a más de 2 millones de personas.

Esta difícil situación se vio reflejada en una fila de más de diez cuadras. Cientos de personas acudieron para conseguir un trabajo en una panadería en Posadas, Misiones.

Este jueves por la noche y viernes en la mañana, hombres y mujeres aguardaron varias horas para dejar su currículum en la nueva sede de la panadería de Garupá, que abrirá una sucursal en los próximos días en la capital misionera.

“No esperábamos tanta repercusión. Estamos sorprendidos porque la cita era para las 7 de la mañana y cuando llego me encuentro con una gran cantidad de personas”, indicó a C5N Alex Petri, encargado de la panadería.

Según explicó Petri “la panadería es un negocio familiar y chico, que busca gente comprometida con el trabajo, para atender al público, para trabajar en la cocina, panadería, repostería, que sea bastante trabajadora”, explicó.

Además destacó que la situación es un poco triste “por la cantidad de gente, y que no vamos a poder dar trabajo a todos evidentemente. Hay gente que está haciendo la fila desde la noche, y eso entristece un poco porque se ve la necesidad de trabajo que hay. Entristece, pero motiva para seguir trabajando día a día, para poder dar un puesto más de trabajo a alguna persona”.

La Legislatura de Córdoba aprobó este miércoles una reforma a la norma 9113, a través de la cual se amplía el alcance del “Programa provincial Permanente de Prevención y Control del Tabaquismo”.

En concreto esta reforma establece:

– Prohibir la comercialización de los dispositivos electrónicos (al igual que ya existe para el tabaco ) a menores de 18 años y la prohibición de utilizar el cigarrillo electrónico en espacios públicos cerrados, equiparándolos a la prohibición de fumar tabaco.

– Prohibición total de publicidad promoción y patrocinio de tabaco y todo dispositivo como cigarrillos electrónicos y/o vapeadores.

En Argentina mueren 44 mil personas por año por enfermedades relacionadas al tabaquismo

La legisladora Liliana Montero celebró este avance en materia de salud planteando que fue importante “el consenso generado en el trabajo en comisión”, a la vez que compartió datos interesantes: “En Argentina mueren 44 mil personas por año por enfermedades relacionadas al tabaquismo y un 13,6% podrían ser evitadas si se disminuye el consumo del tabaco. El costo del tabaquismo para la salud en nuestro país es de 30 mil millones de pesos anuales”.

«Ampliamos la prohibición a una recomendación que hace la Organización Mundial de la Salud (OMS), fuimos a una prohibición total de publicidad, promoción o patrocinio de tabaco y cigarrillos electrónicos, e incorporamos en la misma categoría que el tabaco a lo que se denomina vapeadores o cigarrillos electrónicos», indicó Montero a Cadena 3.

Por otra parte, sostuvo que los estudios científicos demuestran que estos dispositivos «no son efectivos para dejar de fumar, muchos usan nicotina u otras sustancias perjudiciales para la salud».

«Es la puerta de entrada para la población más joven, porque tienen sabores y olores muy atractivos, y se ha convertido en el caballo de Troya de lo que es el consumo de tabaco», precisó.

Córdoba está dando un paso muy importante en el resguardo de la salud de la población

Y agregó: “Desde la Organización Mundial de la Salud plantean avanzar sobre su regulación y equiparar al tabaco”.

Con respecto a la publicidad en puntos de venta, dijo que “el 41,8% de la población refiere que ha visto las publicidades de los productos de tabaco en el interior de los puntos de ventas», y que los «mayores índices de consumo de cigarrillos entre los jóvenes se encontraron en escuelas ubicadas en vecindarios con mayor densidad de tiendas de tabaco y publicidad de cigarrillos en negocios minoristas». 

A su vez planteó: “Si somos capaces de trabajar sobre este aspecto, es probable que en los próximos 10 años disminuyan las muertes por consumo de tabaco y nuevos cánceres”.

Por último, cerró: “Córdoba está dando un paso muy importante en el resguardo de la salud de la población”.

Se conoció un extenso documento con el detalle y las propuestas técnicas de los equipos del candidato Alberto Fernández, en 18 rubros estratégicos, entre ellos Energía.

“Nuestro país es productor de energía. No hay motivo por el que los consumidores deban pagar el mismo valor que se paga en países que no cuentan con recursos. Por ello, los eventuales aumentos del dólar no pueden ser trasladados automáticamente al consumidor. El precio que pagarán los consumidores será fijado nacionalmente, en función de los costos reales de producción y de las necesidades de sus ciudadanos y su desarrollo productivo”, dice el apartado “Energía” del documento del PJ titulado “Aportes de Equipos Técnicos de la Unidad”, un grupo coordinado por el ex ministro Ginés González García.

“El Estado asegurará la adecuada prestación de los servicios de gas y electricidad a un costo mínimo para los usuarios y de acuerdo a sus ingresos, que posibilite una rentabilidad justa y razonable a las licenciatarias”, promete y se asegura que para ello analizarán estructura de costos y niveles de ganancia de las empresas, entre otros, y que hasta que se definan estos valores se congelarán la tarifas.

Además, se habla de que Vaca Muerta debe desenvolverse en función de las necesidades de desarrollo socioeconómico del país, “no del de actores particulares” y que YPF debe ser el principal actor en este sentido.

El equipo que elaboró el capítulo energético fue coordinado por Arturo Trinelli y Marcos Fontela. También participó Federico Bernal, director general del Observatorio de la Energía, la Tecnología y la Infraestructura para el Desarrollo (OETEC), uno de los candidatos, junto a Guillermo Nielsen, para encabezar Energía, que comenzó siendo ministerio con la gestión de Mauricio Macri y hoy es secretaría.

Dentro de los 100 días se propone están 10 medidas:

a) Se creará la Comisión de Revisión Tarifaria Integral que deberá establecer el costo real de producción y transporte de gas y electricidad en un plazo de cien días. Esta comisión continuará sus funciones en los próximos años, siguiendo la evolución real de los costos de generación, transmisión y distribución de la energía.

b) Una vez conocida la verdadera ecuación económica de estas empresas, se renegociarán las tarifas de luz y gas, y se desarrollará una política de actualización futura que contemplará: los costos de mantenimiento; el valor de las inversiones realizadas y requeridas; y una tasa de rentabilidad razonable de los operadores. Hasta tanto no esté establecida la estructura de costos, las tarifas permanecerán congeladas.

Los consumos estarían congelados en el primer tramo de un eventual gobierno de Fernández
Los consumos estarían congelados en el primer tramo de un eventual gobierno de Fernández
c) Se establecerá una tarifa social de luz y de gas, orientada a hogares que por diversas situaciones no puedan afrontar el valor regular, a organizaciones barriales y comunales que tengan como finalidad la promoción social, y a pequeños y medianos productores.

d) Se regulará el precio y la disponibilidad de las garrafas de gas.

e) Se revisará el marco regulatorio, se intervendrá el ENRE y el ENARGAS, y se desplazarán las conducciones actuales, que representan exclusivamente los intereses de las empresas operadoras.

f) Se establecerán criterios de calidad de prestación del servicio eléctrico y multas asociadas a la falta de cumplimiento.

g) Se formulará un plan estratégico de desarrollo de Vaca Muerta, que incluirá un plan de infraestructura para la distribución del gas a los distintos puntos del país (generadoras, industrias, usuarios, puertos), y que deberá también detectar y describir las posibilidades de incorporación de tecnología y trabajo argentino.

h) Se impulsará una revisión de la legislación sobre matriz eléctrica para desarrollar una hoja de ruta de transición energética, la cual se ordenará en función de las necesidades nacionales y la capacidad industrial, tecnológica y científica del país, con el objetivo de contar con una política coherente para el desarrollo de largo plazo del sector energético.

i) Se desarrollarán herramientas especiales de financiamiento para proveedores nacionales del sector energético y para el desarrollo de proyectos energéticos con tecnología de empresas de origen nacional.

j) Se creará un observatorio de monitoreo del costo de producción de la energía que deberá establecer y monitorear en el tiempo los costos reales de producción del barril de petróleo crudo y del millón de BTU de gas; este observatorio no podrá estar constituido por funcionarios que se hayan desempeñado en cargos directivos en empresas privadas del sector.

Luego, en las “Propuestas de mediano y largo plazo”, se habla de desarrollar “una política para el uso y el desarrollo de proveedores locales en Vaca Muerta, incluyendo la modificación de políticas de compre argentino, para abarcar el desarrollo de todos los recursos naturales del país”; de priorizar la generación de energía eléctrica con tecnología hidroeléctrica, eólica y nuclear; crear el Consejo Federal de Energía Eléctrica, con representación de todas las provincias; y reorganizar “el esquema de funcionamiento de empresas públicas y con participación pública del sector energético e industrial (YPF, Yacyretá, Salto Grande, NASA, YCRT, etcétera) para alinearlas con las necesidades del desarrollo industrial, tecnológico y energético del país”.